Top 5: lo que no podés perderte en República Dominicana.

Top 5: lo que no podés perderte en República Dominicana.

publicado en: PLAYAS, TOP 10 | 0

• 1 – Playas Bávaro y El Cortecito.
Bávaro es muy popular y es poco frecuente verla desierta. Las playas son amplias y las palmeras llegan hasta bastante cerca del agua, al punto que en algunas zonas no es necesario una sombrilla. Sobre la arena hay algún que otro parador (chiringuito) donde saciar la sed y el hambre ocasional. También sobre la playa, entre el complejo Iberostar y el complejo Ocean Blue, hay un conjunto de tiendas que venden artesanías, souvenirs y productos típicos.
Al sur continúa el área que se llama comunmente como El Cortecito.” Las playas siguen siendo igual de buenas, ya que no hay ningún accidente geográfico que las diferencie. Sobre estas playas hay dos famosos restaurantes de comida de mar : “Jellyfish”(entre el IFA Villas Bávaro y el Meliá Tropical) y “El Pulpo Cojo” (Entre los Resorts “Carabela y Barceló Dominican Beach). Los dos tienen un ambiente relajado y mediterráneo, funcionan día y noche, siendo muy buenas opciones para salir a comer fuera del hotel.

Playa de Punta Cana. Fotografía de Roozbeh Rokni
Playa de Punta Cana. Fotografía de Roozbeh Rokni

• 2 – Isla Saona.
Las excursiones a la Isla son las más populares entre las que las empresas de turismo ofrecen. Como es reserva natural, las playas son solitarias. La costa de arena es paradisíaca. Kilómetros y kilómetros de playas, aguas cristalinas del mar caribe, y abundante fauna regional. Es posible avistar muchas especies de aves derca de la playa, entre ellas los hermosos flamencos.

Paraíso en Isla Saona.
Paraíso en Isla Saona.

• 3 – Excursión a Santo Domingo:
Esta ciudad, que es la más grande del país, es la capital de República Dominicana; la ciudad más poblada del Caribe, y la más antigua del “Nuevo Mundo”. Está ubicada al sur del país, sobre el mar Caribe. Los primeros pobladores europeos en la zona de Santo Domingo llegaron en 1493, un año después de que Colón pisara esas tierras. Las construcciones más antigüas que se mantienen en pie datan de algunos años después. Fue fundada primero por Cristóbal Colón cuando tocó tierra, y luego oficialmente por su hermano Bartolomé Colón.

• 4 – Acercarse a las ballenas (verano).
Cerca de las costas de Samaná, durante los meses de invierno, llegan las ballenas jorobadas tras recorrer 5000 km desde el polo norte, para aparearse, parir y amamantar a sus crías en aguas cálidas. Sus saltos y salidas a la superficie son momentos a la vez calmos y llenos de energía. Las ballenas pueden observarse desde una embarcación o desde el Centro de Observación Terrestre de ballenas, en tierra firme.

• 5 – Altos del Chavón.
Cerca de La Romana hay una villa que parecería estar trasladada en el espacio. Altos del Chavón es un barrio de arquitectura típica mediterránea, de la antigua Europa del siglo XVI. Fue ideada por un arquitecto dominicano junto a el diseñador y cinematógrafo Roberto Coppa. Es un lugar mágico. Las casitas de piedra, las tiendas y pequeñas calles, están rodeadas de la profusa vegetación dominicana. Fue construído en lo alto de los acantilados en la montaña, y a un lado pasa el río Chavón. Las vistas de la villa y del río parecen salidas de las mejores postales: un paseo imperdible.

Altos del Chavón. Mario Negro
Altos del Chavón. Mario Negro.
Comparte este contenidoEmail this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this page

Dejar una opinión